sábado, julio 09, 2005

Comunicado de prensa del Foro de Ermua ante los atentados de Londres


SOLIDARIDAD CON LOS FAMILIARES DE LAS VÍCTIMAS. RESPETO Y ADMIRACIÓN HACIA LA SOCIEDAD Y LOS PARTIDOS POLÍTICOS BRITÁNICOS

Bilbao. 8 de julio, 2005. Un nuevo y enorme ataque terrorista ha golpeado ayer a nuestra sociedad democrática, esta vez en la ciudad de Londres. A falta de confirmación definitiva, se sospecha que la autoría es -como la de la matanza del 11-M en Madrid- del fundamentalismo islámico.

Ante tan brutal atentado, el FORO ERMUA desea transmitir a los familiares de las víctimas, a los heridos y a todos los ciudadanos británicos que se encuentran bajo la conmoción, nuestro apoyo y comprensión más sinceros. Ellos, como los españoles tras el 11 de Marzo de 2004, no se encuentran solos sino que tienen el respaldo y la colaboración activa de las sociedades y de los sistemas políticos amantes de la libertad y del valor de la vida humana, por encima de fanatismos ideológicos o religiosos y de derechos colectivos que niegan en realidad las libertades individuales.

Pero la primera respuesta, el primer impulso de resistencia, de decisión y de lucha contra el enemigo terrorista debe generarse en la sociedad atacada. Las primeras informaciones e imágenes que nos llegan desde el Reino Unido no dejan ningún margen de duda: los ciudadanos británicos, sus instituciones públicas, con el Primer Ministro Tony Blair a la cabeza, no van a rendirse en modo alguno ante los terroristas, han desechado radicalmente toda posible claudicación ante ellos, bajo ningún pretexto o ensoñación. Por esta demostración de dignidad y de firmeza, los ciudadanos británicos y sus políticos merecen no sólo todo nuestro respeto sino nuestra más absoluta identificación.

Identificación, respeto y admiración que se acrecientan al comprobar la unidad, la unidad inquebrantable con la que ciudadanos y políticos han reaccionado a la desgracia, ante los designios de los terroristas. Ni una solo voz se ha alzado culpando a su Gobierno, ni a su Primer Ministro Blair, de esta catástrofe. A pesar de que Tony Blair llevó a su país a una guerra en Irak, en la que miles de soldados británicos han participado en primera línea en los combates y muchas decenas de ellos han resultado muertos. A pesar de que Tony Blair participó en la cumbre de las Azores. A pesar de que Tony Blair no atendió a los muchos manifestantes británicos que en su día exigieron sacar las tropas de aquella contienda. Esta actitud del Reino Unido no encuentra su espejo en la España del 11-M, pero sí en la España de las jornadas de Ermua de julio de 1997, en la que la sociedad entera se negó al chantaje terrorista.

La sociedad y los partidos políticos británicos, como hicieran los norteamericanos tras el 11 de Septiembre de 2001, están dando al mundo una lección de comportamiento responsable, de sentimiento patriótico y de unidad nacional ante la adversidad. Esta es la forma en que reaccionan las grandes sociedades, que se respetan a si mismas y que se hacen respetar. Justo lo contrario a como reaccionaron ciertas fuerzas políticas y sociales de España que, apenas unas horas después de la tragedia del 11-M, volcaron todas sus energías en culpar y atacar sin el más mínimo sentido de responsabilidad al legítimo Gobierno de nuestro país. Olvidando el verdadero enemigo, se inventaron uno interno para obtener provecho electoral de la sangre derramada en Atocha y en Santa Eugenia. Quienes vulneraron toda responsabilidad en su actuación del 12-M al 14-M, deben ahora explicar a la sociedad española por qué los británicos no siguen ahora su comportamiento ante acontecimientos tan similares. Los medios de comunicación que incitaron al odio y al enfrentamiento nacional, que utilizaron la mentira en momentos tan dramáticos, deben ahora dar cuenta de por qué sus colegas británicos se están comportando de un modo diametralmente opuesto al suyo tras el 11-M. Allí nadie “exige saber” en 24h.

Todos los españoles que -como los integrantes del Foro Ermua y de las demás plataformas cívicas vascas y de otras regiones, así como de un partido político- no hemos caído nunca en la infamia de culpar a nuestro Gobierno legítimo, sea el que sea, de los crímenes terroristas podemos sentirnos orgullosos y próximos al comportamiento de los ciudadanos británicos en estos días de dolor. Reciban los británicos todo nuestro respeto y admiración.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este mensaje debería llegar también al resto de países de todo el mundo aparte de Gran Bretaña y por supuesto a la ONU. Totalmente de acuerdo. Mi más sentido pésame. We will prevail!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.